Información

Jabón de lavanda casero

Jabón de lavanda casero


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Jabón de lavanda casero: aquí tienes dos recetas sencillas para preparar un jabón natural con mil virtudes terapéuticas en casa.

La lavanda es una planta medicinal con numerosas propiedades beneficiosas, muy utilizada en la higiene personal: ¿por qué no aprovechar sus virtudes terapéuticas para hacer un buen jabón de lavanda natural? Solo use flores frescas de lavanda o su aceite esencial.

¿Por qué hacer jabón de lavanda?

Estas son algunas de las razones por las que es bueno cuidar tu higiene personal con un jabón de lavanda:

  • Tiene propiedades relajantes
  • Es antiséptico, astringente, antiviral y antibacteriano. Por tanto, es capaz de aliviar algunas enfermedades de la piel como dermatitis, eczema, acné, forúnculos y quemaduras.
  • Tiene buena fragancia
  • No tiene efectos secundarios; por tanto, también es adecuado para niños y bebés
  • Su preparación no requiere habilidades especiales.

Jabón de lavanda casero

En esta página te mostraremos cómo hacer un jabón de lavanda natural en casa, sugiriendo dos recetas, una más elaborada y la otra más sencilla. Puedes usarlo de diferentes formas; también puede ser un regalo económico y muy original.

Lo que necesitamos

  • 200 ml de aceite de oliva o girasol
  • 25 gramos de soda cáustica
  • 60 ml de agua destilada
  • 30 gotas de aceite esencial de lavanda
  • Flores de lavanda frescas o secas
  • Un molde con la forma que más te guste. También puedes reciclar unos pequeños envases de plástico, tal vez, cortar la base de una botella. En cualquier caso, no utilice moldes de aluminio.
  • Gafas de seguridad, mascarilla y guantes
  • Látigo
  • Maceta
  • Recipiente de vidrio
  • Cuchara de madera

Cómo proceder

  1. Tome el molde y coloque algunas flores de lavanda en la parte inferior asegurándose de que sean visibles en la parte superior cuando se retire el jabón del molde.
  2. Póngase las gafas, la mascarilla y los guantes. ¡No descuides este paso!
  3. Coloque el recipiente de vidrio en el fregadero y vierta la sosa cáustica en él con cuidado. Asegúrese de que no haya niños ni animales durante esta operación y mantenga la ventana abierta
  4. Agrega el agua destilada
  5. Dado que se desencadena una reacción que libera vapores, déjela reposar hasta que esté fría
  6. Pon el aceite en la olla y deja que se caliente a fuego lento.
  7. En cuanto esté lo suficientemente caliente, unos 40 grados, retirar del fuego y mezclarlo con la sosa cáustica teniendo mucho cuidado
  8. Mezclar todo con una batidora, evitando que se salga la mezcla, hasta que la masa esté espesa. Debe adquirir una consistencia similar a un gel.
  9. En este punto, sin esperar a que se enfríe, agregue el aceite esencial de lavanda y otras flores de lavanda, mezclando bien.
  10. Transfiera la mezcla al molde y agregue más flores de lavanda para que también sean visibles de este lado
  11. Cubrir con un paño y dejar reposar hasta que enfríe: tardará entre doce y veinticuatro horas. Tenga cuidado de no moverlo ni girarlo
  12. Una vez que se haya enfriado, retira el jabón del molde.
  13. Almacene en un lugar fresco y seco para que se endurezca y "madure" durante aproximadamente un mes y medio o dos meses.

Recomendaciones útiles

Recuerda manipular la sosa cáustica con mucho cuidado, evitando siempre que entre en contacto con niños o animales. Utilice siempre gafas de seguridad y también máscara y guantes, ya que es una sustancia muy corrosiva. Si entra en contacto con la piel, consulte a su médico.

Jabón de lavanda casero, segunda receta

Para quienes prefieren un procedimiento menos complicado, existe una alternativa sencilla que siempre se realiza en casa:

  1. Obtenga una pastilla de jabón de glicerina transparente o de color claro
  2. Ponlo en un baño de agua hasta que se derrita, luego agrega unas gotas de aceite esencial de lavanda y unas flores de lavanda.
  3. Mientras aún está caliente, vierte la mezcla en un molde de la forma que prefieras y espera a que se enfríe.

Dónde comprar aceite esencial de lavanda

En lo que respecta a la aromaterapia y la eficacia de los tratamientos con aceites esenciales, es fundamental asegurarse de la calidad del aceite esencial elegido. Los principios activos de los aceites esenciales se conservan solo si el proceso de producción se sigue con sumo cuidado para respetar las características de cada planta. Por estos motivos te invitamos a comprar (online o en tiendas de confianza) solo aceites esenciales de calidad comprobada.

Entre los productos recomendados, destacamos esteAceite esencial de lavanda 100% puro,el precio es de 6,99 euros por botella de 30 ml.



Video: TENSA TU PIEL CON ESTE JABÓN ANTI-EDAD DE ACEITE Y SOSA CASERO CON NARANJAMÁS DE CUARENTA (Octubre 2022).